EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

 

Diario de viaje

 

29/04/90 - En Potrerillos, Mendoza, inicio este diario, que, con diversas excusas evité iniciar antes. Lo mejor, entonces, será hacer un poco de historia. La idea, ya con varios años de antigüedad, consistía en ir hasta Estados Unidos o Canadá por tierra, en una Kombi VW o algo así. Empezamos a prepararlo "efectivamente" en 1987, cuando vivíamos en Palermo. Fue entonces que compramos dos boles de plástico que al entrar uno dentro de otro resultarían ideales. Brutal optimismo, no teníamos el furgón (ni el dinero). Debemos ser muy constantes, pues aquí estamos, a punto de cruzar a Chile. Yendo a lo inmediato, el punto de inicio estricto de este viaje fue el miércoles 11 de abril, justo antes de semana santa, cuando partimos de Trelew. Gran tramo, hicimos noche en Puerto Pirámides, despidiéndonos de nuestros amigos Raúl y Alicia. El jueves luego de "estrenar" una goma a la salida, pinchadura mediante, llegamos a Viedma. Al otro día, Coronel Suárez. Transcurrió algo así como una semana, acomodamos las butacas, hicimos arreglar la dirección del furgón ( alias el furgui de aquí en más) y, fundamentalmente, Glo se despidió de sus viejos. No me ha comentado que impresiones tuvo, pero luego, en Córdoba, con los míos, sentí la tristeza de la despedida. Agravada por la incomunicación de costumbre, la vergüenza de expresar los sentimientos, la imposibilidad de decir lo fundamental. Me parece que para Gloria fue parecido. Volviendo a lo concreto, en Córdoba hicimos varios arreglos menores, y muchos trámites y papeleo. Finalmente, el sábado 28 partimos con destino a San Luis, donde visitamos a Virginia. En el camino cumplimos nuestra primera actividad turística, conocimos la famosa escuelita de Sarmiento, en San Francisco del Monte de Oro. Hoy, pese a haber partido a las diez y media, llegamos aquí a las 17,30. Esto de viajar a una velocidad de 60 ó 70 km. Por hora, hace cada tramo eterno. Todo sea por la economía y la conservación del auto. De todas formas y aún con parada para almorzar, todas esas horas para unos trescientos cincuenta kilómetros es mucho. La lapicera con la que escribo es una porquería, espero comprar otra en Santiago, donde estaremos mañana. El camping es agradable, pero como de costumbre se escuchan tres músicas mezcladas de distintos acampantes, que, seguramente, temen el silencio.

Aviso a los navegantes

Busca tu hotel

Booking.com
1_480x360
2_480x360
3_517x360
5_ 233 _480x360
6_1030617_480x360
7_480x360
9_ 206 _437x360
Avion
Baptisterio
Cariatides
El Gigante
Empadas
Firenze01
Firenze02
Fuego
Hydra00
Hydra01
Hydra02
Lagaña
Lagaña
Milan
Naranjas Pompeya
Pescadores
Rio
Roma Coliseo
Roma Monjas
SaoPedro
Siena
Venezia
Yo
a 170 _576x360
a 242 _486x360
p1010072_480x360
p1020818_480x360
p1070846 gloria hydra_480x360
p1080018_480x360
p1100689_604x360
rsp1020605_532x360

Usuarios registrados