EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Algunos datos

Tavira es una pequeña ciudad del sur de Portugal, a orillas del río Gilao, cercana a la frontera con España. Está asentada en la región del Algarve, famosa entre los turistas noreuropeos por su clima y su sol. Sin embargo, Tavira está algo alejada de las localidades más elegidas, lo que le ha permitido conservar algo de su aire soñador de población pesquera El municipio entero cuenta con apenas 25.000 habitantes. Las coodenadas de Tavira, con link a GeoHack, donde hay múltiples mapas de la ciudad y la zona, son: 37°07′00″N,07°39′00″W

 

De utilidad al turista
  • En construcción, disculpe las molestias.
  • No hay aeropuerto en Tavira. El más cercano es el de la ciudad de Faro, código FAO, a 36 km de Tavira. Es un aeropuerto internacional. Site oficial del aeropuerto. Recibe vuelos de distinas ciiudades europeas. Desde el eropuerto, transladarse al centro de la ciudad de Faro es simple. En taxi, costo EUR 10,00, o en bus de la empresa Próximo, costo EUR 2,20.
  • La estación de trenes de Faro queda en el centro. Es una buena opción para transladarse a Tavira. Hay varios horarios en el día. El costo es de EUR 3,15. Otra posibilidad para llegar a Tavira es el bus, pero es más lento y más caro.
  • Desde Sevilla, España, hay varios buses que llegan a Tavira. Las más comunes son Alsa y Damas, aunque hay otras.
  • La estación de buses de Tavira está al borde del río. Dado el tamaño de la ciudad se puede llegar a cualquir hotel a pié.

Conversión exacta de EUR a USD 

Una estadía en mayo de 2015

 

002
004
006
008
010
012
014
016
018
020
022
024
026
028
030
01/15 
start stop menos mas
25 de mayo de 2015 - Tavira - Puntual, el tren Avant de Renfe, salió a las 13:00 desde Córdoba, Andalucía y nos depositó en Sevilla a las 13:40. A las 15:30 subimos al Eva-bus, y dos horas despues descendimos en Tavira. El hotel Porta Nova se ve desde la estación de buses, en una colina. Hacia allí partimos arrastrando las molestas maletas. El hotel Porta Nova es cuatro estrellas. No, no enloquecimos, está de oferta a € 30 la doble sin desayuno. El desayuno cuesta una fortuna. Inspeccionamos las instalaciones, nos gustó el spa, que está incluido, menos las gorras de baño, que cuestan una fortuna. Salimos a cenar por ahí, porque la cena en el hotel cuesta... una fortuna.

26 de mayo de 2015 - Tavira - Hoy despertamos  tarde y desayunamos en el cuarto. Desayunamos con lo que habíamos comprado a tal efecto ayer. No queremos imaginarnos lo que costara el del hotel servido en la camita. Tomamos el trencito turístico en la puerta del hotel. Amén de sentirnos algo ridículos y dar un montón de vueltas, descubrimos que llegar al embarcadero del ferry es más rápido y más barato a pié. Llegamos tarde. Decidimos hacer un paseo por la Ría Formosa. Esperamos cerveza en mano que apareciera la mujer de la agencia de paseos marítimos a un lado del bar. Volvió, nos extrajo € 70. Nos fuimos a comer cerca del embarcadero. Maravillosos, deliciosos bifes de atum acebolado com batatas fritas. A la hora combinada, subimos al inflable rigido. Me llamaron la atención los dos motores de popa, 400 hp en total. Recorrimos la ría, no muy interesante, no vimos fauna ni en el aire ni en el agua. Ni en la tierra. Cerca de la hora de regreso, salimos a mar abierto. Allí entendimos lo de los motores. A unos 50 nudos (120 km/h) los pantocazos de proa te dejan el culo y la espalda estremecidos. Se llama fun speed, y creemos que la demostración fue una cortesía del piloto. No sabemos si darle las gracias o reclamar.

 

27 de mayo de 2015 - Tavira - Dia de playa, poco para contar.Tomamos el ferry, ida y vuelta € 1,90 por persona. Sol y baño de mar, linda playa. Al volver, reincidimos en el modesto restaurante Midas, probamos los chocos, un calamar gordito, redondeado, otra delicia. De regreso al hotel, aprovechamos un poco el spa y la gran piscina.

 

28 de mayo de 2015 - Tavira - Alquilamos bicicletas. Resultaron en un entretenido paseo en bicicleta hasta Cacela Velha, un precioso caserío en un promontorio sobre el mar. Hicimos 26 km entre ida y vuelta, el culo nos quedó bastante afectado. El sol no nos dió descanso, así que tanto en Cacela Velha como a la vuelta, nos hidratamos con varias cervezas. Al regresar paramos en el shoping de Tavira, con las bicis atadas al bicicletero. Descubrimos, una vez más, que un shoping es igual a otro shoping, esté en Portugal o en Venezuela. Reincidimos con los chocos en el restaurante Midas. Ya tenemos los pasajes en el bus a Lisboa. Mañana, por lo tanto, Lisboa.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Buscar

Quién está en línea

Hay 94 invitados y ningún miembro en línea