EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Algunos datos

En construcción, disculpe las molestias. Sartène es una ciudad del sur de Córcega, isla francesa del Mediterráneo. Se la suele nombrar como "la más corsa de las ciiudades corsas" afirmación que bien puede ser cierta. Su centro histórico, pequeño, es de visista imprescindible.

 

Datos prácticos para el turista

En construcción, disculpe las molestias.

  • La electricidad en Francia es de 220/230 voltios, a 50Hz. Los tomacorrientes son del tipo E, es decir que cuentan con dos orificios cilíndricos hembra, y una pata macho también cilíndrica para tierra, todo esto recedido dentro de un orificio circular. Pero esto, que parece complicado, recibe también ficha macho del tipo C, la más común en muchos países europeos y americanos, aquella de dos patas cilíndricas. Ver tipos de enchufes y clavijas.
  • La moneda es el euro, con código EUR. Hay bancos, casas de cambio y cajeros electrónicos en la ciudad. Visa y Mastercard son las tarjetas más aceptadas. Conversión exacta y actualizada de EUR to USD
  • El idioma es el francés. En muchas regiones se hablan dialectos conjuntamente con el francés, como por ejemplo el corso, en Córcega. Entre las personas conectadas al turismo es común encontrar quienes hablen otros idiomas.

 

Unas horas en Sartène, con quesos y fiambres

En construcción, disculpe las molestias.

002
004
006
008
010
012
014
016
1/8 
start stop menos mas
29 de mayo de 2018 - 17º día de viaje - Sartène y Ajaccio - La partida, no muy temprano desde nuestro departamento alquilado en nuestro auto alquilado. Una vez en Figari, el pueblo del aeropuerto, ya conocido, quedó atrás, mucho después llegamos a Sartène. No tanto por la distancia, sino por causa de las infinitas curvas y contracurvas. De todas maneras, la velocidad máxima es estas rutas corsas es de 90 Kph. El promedio es siempre mucho menor, tanto por las curvas ya mencionadas como por los pueblos y pueblitos que el camino atraviesa. En Sartène (en corso: Sarte´) elegimos un parking gratuito, pero la barrera no se abría, la maldición del estacionamiento se presentó una vez más. Luego de muchas instrucciones y maniobras dirigidas por un gordo que supuestamente tenía algo que ver con los estacionamientos de la ciudad, nos fuimos hartos sin decirle ni merci beaucoup, para encontrar algo más allá una vereda donde subir el auto, que quedó acompañado por otros cuantos autos en la misma situación. Resultó que habíamos estacionado muy proximos al centro histórico. Amén de pavear en la plaza, compramos queso y fiambre artesanal, en el caso del queso la cosa quiso ser al peso, a verificar en una balanza romana, que me hizo recordar a mi infancia. Niño: si no sabes qué es una balanza romana, utiliza alguna aplicación de tu smartphone, o bien recurre a Google en tu laptop o tablet. Cuanta callecita y escalera y pasaje de la más corsa de las ciudades corsas hay, recibió nuestras pisadas. Esto entre los muros de piedra y musgo, y cuando no, los comercios de objetos inútiles para turistas útiles (útiles para el comerciante). La lluvia molestó minimamente, por momentos. El pueblo, para intentar dar una imagen, parece de cuento medieval, falta alguna princesa, un caballero con armadura, quizás una bruja. A continuación nuestro Peugeot 108 bordeó Propriano, ciudad moderna, y subió y bajó laderas de montaña, que muchas veces ofrecían miradores hacia el mar. Mucho después, por fin, apareció Ajaccio, cuna del más famoso de los corsos, Napoleón Bonaparte. Nos volvimos locos para estacionar, hallamos finalmente un lugarcito en un parking en la costanera. El parking principal, céntrico estaba completo, probablemente a causa de nosotros, los turistas. Partimos a pié de nuestro estrecho estacionamiento con la duda de cómo sería que se paga el estacionamiento en la máquina ad hoc. Caminando, encontramos la oficina de turismo. Hubo un descanso con café y croissants fuera de horario allí cerca. La visita obligada en Ajaccio es la Casa de Napoleón, emperador de Francia. Abonamos ocho euros por cada uno. Esto incluye una audioguía que aprovechamos para confundir cuidadosamente los números y no aprender nada. Aún mareados con los nombres de los parientes y las idas y vueltas de los muebles, llegamos al shop, que como se sabe es el fin del recorrido, donde dudamos entre comprar esto o aquello, por lo que no compramos nada. La peatonal nos vió andar, y luego de pasar tres veces por la puerta, encontramos el museo Fesch, lleno de pinturas del renacimiento, que coleccionó un cardenal con la platita de los fieles. Bueno, no sabemos si los fieles financiaron, y si lo supieron, pero yo apostaría una buena moneda a que financiaron, sin enterarse. Nos hartamos de ver la sagrada familia con el cristito cabezón, o la variante con proporciones de adulto. Se ve que de José tenían alguna foto, porque todos han coincidido en pintarlo parecido. Pero la virgen no debe haber sobrevivido ni el DNI, que me pareció ver en un cuadro que era algo así como CMCXVIIX de número, expedido en Judea, con la firma de un tal Poncio. Porque cada uno la pintó como se le cantó. Al lado del museo está la capilla real, con algunos fiambres de la familia del emperador, visita prescindible por completo, que hicimos sólo para aprovechar integramente los ocho euros por persona de la entrada del museo. No nos demoramos mucho más en la ciudad natal del gran corso, pues sabíamos que el regreso nos tomaría algunas horas, sobre todo si el sol apareciera, para tomar más fotos en el camino. Si alguien lee estas frases mal hilvanadas, le recomendaría visitar con mejor dedicación Sartène que Ajaccio. Dicen que algunas playas de Ajaccio son muy lindas, pero el día de nuestra visita no era adecuado para playas y no las vimos. El hombre propone y el azar dispone.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1_480x360
2_480x360
3_517x360
5_ 233 _480x360
6_1030617_480x360
7_480x360
9_ 206 _437x360
Avion
Baptisterio
Cariatides
El Gigante
Empadas
Firenze01
Firenze02
Fuego
Hydra00
Hydra01
Hydra02
Lagaña
Lagaña
Milan
Naranjas Pompeya
Pescadores
Rio
Roma Coliseo
Roma Monjas
SaoPedro
Siena
Venezia
Yo
a 170 _576x360
a 242 _486x360
p1010072_480x360
p1020818_480x360
p1070846 gloria hydra_480x360
p1080018_480x360
p1100689_604x360
rsp1020605_532x360

Busca tu hotel

Booking.com

Usuarios registrados

Videos