EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Algunos datos

Agadir es una ciudad de la costa marroquí, a unos 600 km al sur de la ciudad de Rabat. Cuenta con playas amplias de arena fina, y parece ser algo menos ventosa que otras playas marroquíes. Sus coordenadas son:  30°25′00″ N9°35′00″ W con link a GeoHack. Tiene 1.600.000 habitantes. Es una ciudad moderna, de trazado regular. Poco y nada tiene de una ciudad marroquí tradicional. El turismo europeo la favorece, quizás porque el viento es algo más debil que en otras playas marroquíes. Hay varios complejos hoteleros en su línea costera. 

 

De utilidad al turista

  • El aeropuerto internacional de Agadir se llama Al Massira con código AGA. El problema es que está a unos 30 km de Agadir. Se puede llegar en taxi, habiendo negociado el precio previamente. Si se sale del aeropuerto, hasta Agadir, se supone que la tarifa es fija, 200 dirham. Hay un bus, el 22 que pasa por la ruta, una corta caminata desde la terminal de pasajeros. Pero va hasta Inezgane, una especie de suburbio de Agadir, que actúa de centro de transporte de la región. Allí habrá que tomar otro bus, o negociar el precio de un taxi.
  • Los buses llegan a la terminal de buses (gare routiere), a unos tres mil metros del centro. Es una terminal bastante organizada. 
  • La parte turística de la ciudad y el centro de la ciudad se confunden. Es factible recorrer a pié la zona. Quedan fuera de este perímetro el zoco central (interesante), la marina de agadir, y las ruinas de la kasbah, de poco interés pero con excelente vista de la ciudad, por hallarse en una colina.
  • El atractivo  principal es la playa, de gran extensión y arena fina. Se dice que es menos ventosa que otras playas marroquíes. Una linda peatonal la bordea de un extremo al otro. Existen sectores con tumbonas y sombrillas para alquilar. Aunque algunas europeas hacen topless, no parece muy respetuoso con las costumbres locales.
  • Contra la playa se ubican los hoteles internacionales, y cercanos al centro, muchos hoteles de presupuesto medio. Ya algo más alejados de la playa, hay hotelería de precio modesto.
  • En muchos restaurantes se sirve alcohol. También es posible comprar alcohol en algunos negocios discretos. Nada mejor que preguntar en el hotel donde nos alojemos. Al momento de nuestra visita, existía uno muy bien surtido. Ver los datos de ubicación en el diario de viaje, día 13 de mayo.
  • El clima es semiárido. La temporada más fresca es en invierno, cuando pueden acontecer las lluvias, nunca muy importantes. El verano es extremadamente caluroso y seco.
  • La corriente eléctrica es de 220 v, con tomas de norma europea.
  • El idioma es el árabe marroquí, pero es común encontrar personas que hablen francés. En los hoteles y a veces en otros lugares, se habla inglés y español.
  • La moneda es el dirham maroquí. No es una moneda convertible, está prohibida su exportación. Al partir es obligatorio cambiar todos los dirham que se tengan por otra moneda. Conversión exacta: USD to MAD
  • Hay infinidad de cajeros automáticos y bancos el centro de la ciudad. No hay casas de cambio.

 

Botonhoteles

 

Una estadía en mayo de 2015

Agadir
Agadir
Agadir
Agadir
Agadir
Agadir
AgadirLa playa
1/6 
start stop menos mas

 

9 de mayo de 2015 - Agadir - Costa atlántica de Marruecos- Dejamos temprano a nuestro viejo conocido, el hotel Toulousian, en Marrakech. Mala suerte con el bus de Supratours, el de las 10:30 estaba completo, a esperar el de 12:30. El viaje de fue tranquilo, por autopista, unas cuatro horas. Llegados a la gare routiere, nos dejamos robar unos dirham extras por un taxista, y llegamos rápidamente al hotel Studiotel Afoud. Otra vez una buena elección: por € 30 tenemos un departamento con balcón, cocina, baño con bidet y todo. Internet funciona, el tele con casi mil canales, aunque no entendemos un carajo en ninguno. Aprovechando la cocina, el menú casero ha sido fideos con atún y champignones. En un local escondido tras una vidriera llena de papel higiénico, hemos comprado cerveza Flag, muy buena, a precio razonable: € 1 cada botellita. Fin del día, con panza contenta.

 

10 de mayo de 2015 - Agadir - Paseos por la playa, peluqueada de barba y mostacho en una pelu algo alejada del centro fueron lo principal. Pizza con cerveza en una mesa en la vereda fue la cena. Lindo resturante, comimos bien, lo recomendamos: Little Italy, en la avenida Hassan II, frente a la gran plaza Amal. La degeneración en Agadir es total. Alcohol a la vista de las familias musulmanas que pasan. La perdición. Hablando de comidas, el desayuno del hotel es generoso, incluido en la tarifa del departamento. Otra a favor del Studiotel Afoud.
 
11 de mayo de 2015 - Alquilamos dos bicicletas en la peatonal costanera. Regateamos un poco, con algo de éxito. Fuimos hasta la marina en el extremo oeste de la playa, y, como sobraba tiempo, hasta el extremo opuesto, al final de los hoteles de lujo. Por la tarde, como nos faltaba ejercicio, caminamos hasta la terminal de buses (gare routiere). Tres kilómetros o más al rayo del sol en subida. Taradeces que se nos ocurren a menudo. Compramos pasajes para mañana, destino: Taroudannt. De vuelta tres kilómetros, ahora en bajada, y con el sol levemente más benigno. Agregamos unas cuatro cuadras para aprovisionarnos de cerveza, y otras cuatro hasta el hotel. Qué rica está la cerveza... En el balcón. Me voy. El muecín está llamando a la oración. Menos mal que en la mesa del televisor hay una placa con la dirección hacia la Meca. Inshalá, o algo así.
 
12 de mayo de 2015 - Agadir y Taroudant - Hoy a las nueve nos embarcamos en un bus a Taroudant. Unas dos horas después vino a recibirnos a la parada del bus un calor aterrorizante. La parada consiste en un gran desierto pavimentado, donde crecen grands taxis y mugre. Caminamos hasta la plaza,  con escala en uno de los zocos, para degustar la sombra. Finalmente, frente a la plaza, nos acomodamos en un bar, y bajo la sombra del toldo, nos hidratamos con agua y té de menta. Nada para mirar, salvo los caftanes coloridos de las mujeres. Juntamos coraje, y caminamos hasta la kasbah. Nada para mirar, ni caftanes coloridos, nos sentamos en otro bar y tomamos más agua. Volvimos hasta la plaza, con escala en el Gran Zoco, donde compré un auténtico casquete marroquí hecho en China por € 5. Ya en el tercer bar, tomamos unos litros de agua. Nada para mirar,  salvo los caftanes coloridos de las mujeres. A las cuatro y media volvimos a la parada de buses, y disfrutamos nuevamente del desierto pavimentado. Y la mugre. Con atraso, llegó nuestro aire acondicionado dentro de un bus de CTM. Nos subimos al aire acondicionado, que nos condujo hasta Agadir. Un taxi, luego de exigir "avec compteur" o sea, con el taxímetro encendido, nos dejó en la puerta del aire acondicionado que está contenido en el hotel Afoud. Si no tiene nada que hacer no vaya a Taroudant. Disfrute del aire acondicionado de su hotel. Algo repuestos, caminamos hasta el comercio de este buen hombre que vende alcohol a cristianos, musulmanes y hasta ateos apóstatas como el que suscribe. Solo hay que llevar los dirhams suficientes. Ahora, cervezas y ...¿Adivinaron? Aire acondicionado.
 
13 de mayo de 2015 - Agadir - Dia de descanso - Piscina en el hotel. La única actividad fue la compra de cerveza en el proveedor semioculto tras montañas de papel higiénico, que exhibe orgulloso en su vidriera. En pleno centro, Avenida Hassan II, frente al edificio Aït Souss, zona bancaria, datos que consigno por si algún viajero está sediento. Fui a las seis de la tarde, casi muero por el calor. Hoy, a la puesta del sol, ocho de la tarde, 45 grados Celsius.
 
14 de mayo de 2015 - Agadir - Playa por la mañana. Una brisa fresca hizo posible quedarse algunas horas en las tumbonas bajo la sombrilla. Alrededor, gordas francesas en tetas. El agua razonablemente fresca. Por la tarde descanso, y preparación de valijas. Mañana, si Alá que es grande consiente, estaremos en Las Palmas de Gran Canaria. Hoj-Alá. Un biturbohélice de la empresa Bintercanarias debe depositarnos allá por unos € 300 ambos pasajeros. Cambiaremos de idioma. Cambiaremos de dios.
 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Aviso a los navegantes

Busca tu hotel

Booking.com

Usuarios registrados