EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

 

 

Algunos datos

Chefchaouen, o Chaouen, o Xauén (en español) es una ciudad del noreste de Marruecos cercana a las montañas del Rif. Sus coordenadas son: 35°10′17″N 5°16′11″ W con link a GeoHack. Tiene unos 35.000 habitantes. Fue fundada en 1471 por inmigrantes de Al_Andalus, es decir de Andalucía (moros y judios) lo que explica su arquitectura encalada, hoy pintada en tonos celestes. Hasta 1900 prohibía la entrada a los extranjeros. Fué protectorado español, por lo que muchos habitantes hablan ese idioma. Hoy en día es un importante centro turístico.

 

De utilidad al turista
  • Desde Tánger o Tetuán el transporte más indicado hasta Chaouen es el bus, y como opción, si se trata de unos cuatro o cinco viajeros, un grand taxi. En Marruecos existen dos clases de taxis: los pequeños (petit taxis), con taxímetro, al que evitan activar a menos que se insista, o bien los grandes y antiguos Mercedes (grand taxis), que llevan cuantos pasajeros entren, pudiéndose negociar el precio por el taxi completo y así viajar más cómodos. En bus hay dos compañías importantes: Supratours Y CTM. Y una infinidad de compañías más modestas, con servicios no siempre muy adecuados.
  • La terminal de buses de Chefchaouen está algo retirada de la medina. Si nos alojaremos en la medina o en sus inmediaciones, un petit taxi es la solución, previo regateo del precio, que es modesto.
  • Hay infinidad de hoteles, en general económicos, y dentro de esta categoría, de muy variados precios. No parece necesario reservar con anticipación en ninguna época del año.
  • La medina, contrariamente a las de algunas grandes ciudades, es simple de recorrer, y, aún extraviados por completo, tarde o temprano se retorna a la plaza de la medina, que se llama Uta al-Hammam. La mezquita inmediata a la plaza, como la casi totalidad de las mezquitas marroquíes, está vedada a los no creyentes.
  • Los puntos de interés son: La medina, con su plaza y la alcazaba. La antigua mezquita, en la falda de las sierras, subiendo unos 20 minutos, suavemente, desde los lavaderos. Es un punto de venta de kif (elaboración a base del tricoma del cannabis), pero esto no debe disuadirnos: la marihuana se ofrece en toda la ciudad, mas o menos discretamente.
  • La tenencia de derivados de marihuana (y cualquier otra droga) está prohibida, aunque en Chaouen, zona productora, no se toma esto muy en serio. El problema podría surgir al llevarla a otras ciudades.
  • La corriente es 220 voltios. Los tomas son los de norma europea.
  • La moneda es el dirham marroquí. diez dirham equivalen aproximadamente a un dólar estadounidense. Hay cajeros electrónicos. Conversión exacta: USD to MAD
  • El clima es de montaña (600 m snm) por  lo que el invierno es frío y los veranos moderados. Las lluvias, abundantes, ocurren en invierno.
  • El idioma es el árabe marroquí, pero muchas personas hablan francés, español y también inglés. 

 

Botonhoteles

 

Una estadía en abril de 2015
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
Chefchaouen
ChefchaouenEn la medina
01/14 
start stop menos mas

 

23 de abril de 2015 - Chefchaouen, Marruecos - En nuestro primer día en Chefchaouen, en nuestro primer día en Marruecos, en nuestro primer día en Africa. Muchas virginidades perdidas de un saque. El cruce del Estrecho de Gibraltar duró menos de una hora, y en el mismo catamarán se hacen los trámites de migración. Así que apenas llegados a Tanger, cambiamos unos euros en el puerto (hay una pequeña sucursal bancaria) y tomamos un taxi (€ 3)  a la terminal de buses, que es un desastre. Pero al rato subimos a un destartalado bus que nos trajo en tres horas hasta aquí. Las valijas se cobran aparte de los pasajeros, pero creemos que el chofer nos estafó. Habrá que estar atentos. Ni hablar de reclinar el asiento para mí, ni de enderezarlo para Gloria, como están, así quedarán hasta que el bus se convierta en chatarra, ocasion a la que se está aproximando. Hay compañías de bus buenas, pero el horario no nos convenía. Nuestro hotel en Chefchaouen, o simplemente Chaouen, se llama  Madrid, elegido por su facilidad de acceso en la avenida Hassan II. Decir que es pintoresco es muy poco. Tendré que publicar fotos de nuestra habitación, porque no se me ocurre ninguna descripción ni aproximada. Tenemos petit dejeuner incluido y estamos a tiro de honda de la medina, por € 32 la doble por noche. Como siempre, tiramos la maletas en el cuarto, y nos fuimos de recorrida. Pero no anduvimos mucho, nos aposentamos en un restaurante para turistas justo en la plaza de la medina. Comí tagin de kafta, delicioso, aunque algo escaso. Por traducirlo de alguna forma, albondiguillas a la jardinera con crema de tomate y un huevo al medio. Hubo un descanso y más medina. Medina es el casco histórico y laberíntico de las ciudades. Todo está a la venta. Incluyendo el  kif, producto elaborado con polvillo de las plantas de cañamo indio, si, ese de la marihuana. Esto se vende con disimulo, pero no mucho (no mucho disimulo, porque oferta hay más que abundante). Menos una puta cervecita. Las religiones, de una manera u otra, sea la que sea, siempre se meten con tu vida sin pedir permiso. Cena en el restaurante Assaada, que no se especializa en carnes como se podría pensar. Tiene la misma carta que todos, es decir tajín y cous-cous pero mejor calidad y precio.

 

24 de abril de abril 2015 - Chefchaouen, Marruecos - Aqui hay una hora menos que en España, nos hemos despertado a las siete. Copioso desayuno, en el hotel, y estuvimos listos para el ascenso a una mezquita abandonada, que según nos dijeron, implica un desnivel de 200 metros. El lugar, aunque olviddos por sus fieles, tiene vista espectacular hacia la ciudad y el valle. Nos ofrecieron kif, muy fragante. Nos invitaron a conocer la plantación, pero no nos daba curiosidad. Amén de que imaginamos que había que seguir subiendo. A la vuelta recorrimos una vez más la medina, a fondo. Muchas fotos, muchas. A lo locales no les gusta ser fotografiados, por lo que apuntaba desde la cintura, con escaso éxito, según veo ahora. Alguna foto aceptable hay. Cena en el Assaada: Hoy viernes es día de cuscus, cumplimos con la costumbre local. El plato de cuscus  cuesta 35 dirham, unos € 3. Me olvidaba, visitamos la plaza Mohamed V, al final del Boulevard Hassan II. Diseñada por Joan Miró, no parece haber estado muy inspirado. Otrosí digo: he tenido que comprar otra memoria para la cámara, por exceso de fotos sacadas. Y una más: compramos pasajes a Fez, donde estaremos pasado mañana. La terminal queda algo retirada, pero hay una oficina de ventas cercana a nuestro hotel, en la Avenida Hassan II. Esta vez viajaremos con CTM, la mejor de las compañías de buses. Cuatro horas y madia de viaje por 70 dirham, unos € 7. Basta.

 

25 de abril de 2015 - Chefchaouen, Marruecos - Día de fiaca, apenas hemos dado un breve paseo. Instalados en un bar en la plaza, con té de menta, hemos visto pasar los especimenes locales y extranjeros. Hasta que una vez más,  llegó el hambre. Repetimos el menú de tagin de kafta, otra vez en el restaurante Assada.  Compré una chilaba ligera, € 15, ya que las de lana son imposibles de meter en una valijita como la mía. Por la tarde tomamos té de menta en un bar cercano al hotel, de gente local simpática, aprendí a pronunciar correctamente shukran (gracias). Mañana estaremos en Fez.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Busca tu hotel

Booking.com

Usuarios registrados

Videos