EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

 

Algunos datos 

La Isla Grande se ubica en la Bahía del mismo nombre, en el estado de Rio de Janeiro, Brasil. La bahia de Isla Grande suele ser mencionada como la Bahía de Angra dos Reis. Esto hace referencia a la ciudad de Angra dos Reis, la más importante de la bahia, capital del municipio, y desde donde es habitual embarcarse para llegar a la Isla Grande, comunmente hasta la "capital" de la Isla, Abraão. Abraão es una villa con unos tres mil habitantes, ubicación de la mayoría de los alojamientos y restaurantes, sin circulación de automóviles, y buen lugar para despalazarse a otros punos de la isla. Abraãao el la  grafía portuguesa para Abraham, el profeta de la religión cristiana. De paso: los hispanoparlantes harán bien en pronunciar Abraham en español, serán mejor entendidos que si dicen "Abrao". Las coordenadas de la Vila son: 23°08′00″S, 44°10′00″W, con link a GeoHack, donde se pueden consultar innúmeros mapas.

 

Datos prácticos para el turista
  • No hay ningún aeropuerto en la isla. El aeropuerto más cercano es el de la Ciudad de Río de Janeiro. Para los vuelos internacionales se trata del Aeropuerto Internacional del Galeao, cuyo nombre es Antonio Carlos Jobim, con código GIG. Cuenta con toda clase de servicios. Hay bancos, casas de cambio, cajeros electrónicos. Restaurantes, farmacias, alquiler de automóviles, estacionamiento. Hay internet gratuita, limitada. En caso de llegar desde ciudades brasileñas, es probable que el aterrizaje sea en el Aeropuerto Santos Dumont, con código SDU. Hay bancos y cajeros electrónicos. Restauranes y comercios varios. Hay internet gratuita, limitada. Ambos aeropuertos están vinculados entre sí por la línea de omnibus publicos N° 2145, desde las 5:30 hs hasta las 22:30
  • Para llegár a Angra dos Reis, y de allí a la Isla Grande, habrá que tomar (como opción más económica) un bus hasta la fea ciudad de Angra dos Reis. Para llegar desde el Aeropuerto de Galeao a la estación de buses de Río de Janeiro, denominada Novo Río, existe un servicio de buses (línea 2018) de la empresa Real, con aire acondicionado, por lo que es conocido como Frescao. Esta empresa tiene varias líneas, por lo que habrá que asegurarse que el destino incluya la estación de buses (N° 2018). La parada en el aeropuerto está justo a la salida de la terminal de desembarque. El recorrido hasta la terminal de buses (rodoviaria) demora una hora, según el tránsito, con costo de R$ 14,00 y es la opción más económica. La distancia es de unos 12 km. Hay también servicios de transfer, y también taxis. 
  • La estación de buses Novo Río es la única de la ciudad para buses de media y larga distancia. Es una terminal muy grande, con toda clase de servicios: bancos, casas de cambio, cajeros electrónicos, información turística, restaurantes, tiendas, etc. Hay wi-fi gratuita. Los alrededores de la Novo Rio no son seguros para caminar.
  • La empresa Costa Verde se encargará de llevarnos desde la terminal Novo Río a Angra dos Reis. Ver horarios y precios. El  viaje demora unas tres horas. La terminal de ómnibus (Rodoviaria) de Angra dos Reis está localizada en la entrada norte de la ciudad. Para llegar hasta el centro de la ciudad dónde están las opciones de embarque hacia Ilha Grande se puede tomar un colectivo del servicio de transporte público conocido con el nombre de “Circular” que parte cada 5 o 10 minutos. Se puede caminar, bordeando el mar, la distancia es de unos dos kilómetros.
  • El punto de embarque es la Estacao Santa Lucia. Desde allí parten las embarcaciones que hacen la singladura hasta la pequeña Vila do Abraao, en la Isla Grande. Hay varias opciones, como lanchas rápidas, goletas, y el servicio de ferry. Hay un puesto de información y venta de pasajes, donde nos inducirán a tomar el servicio de lanchas rápidas. El ferry es la opción más económica y tranquila, ofrecida por la empresa Barcas. De lunes a viernes parte a las 15:30 horas, sabados y domingos a las 13:30 horas. El costo es de R$ 6,30, algo más en días no laborables. El ferry no parte desde la misma terminal, sino del puerto, a pocos metros de allí. Las lanchas rápidas parten a cada hora, entre las 07:00 y las 16:00 horas, con un costo por persona entre R$ 25,00 y R$ 50,00. Tambien hay algunas escunas (goletas) a veces poco recomendables. En los alrededores de la Estación Santa Lucia hay estacionamientos de pago, si se ha llegado en automóvil. En muchos casos hay que entregar la llave, el auto es conducido hasta algún garage en algún lado, y nos lo entregarán al momento del regreso, previa llamada telefónica. Frente al muelle del ferry hay un estacionamiento más o menos cubierto, si no se quiere proceder según lo anterior. 
  • Todos los medios de transporte nos dejarán en el puerto de Abraão, asiento de la mayor parte de los hoteles y restaurantes de la isla. Abraão es una villa de unos tres mil habitantes, sin tránsito vehicular. Toda la hoteleria y la oferta gastrónomica de la villa es accesible a pié, sin esfuerzo. Hay pocas calles, el trazado, aunque irregular, es simple. 
  • Hay buena oferta de posadas en el rango medio, alojamientos económicos y algun alojamiento en el rango alto. En verano y feriados largos será casi imprescindible reservar con anticipación. 
  • La naturaleza es el atractivo de la isla, y las actividades serán la natación, el kayak, el buceo en apnea, el SUP. En tierra, las opciones de treking son variadas y para todos los estados físicos. Se puede caminar, por senderos muy marcados, con regreso en el día, y recorridos de unos 16 km en total a la mayoría de las playas, con escalas en otras playas, con lo que pueden hacerse recorridos mucho más cortos si se desea. Hay que recordar que obscurece temprano en los trópicos, habrá que madrugar para aprovechar el día. Para los aventureros existe la posibilidad de rodear toda la isla con dos noches en el camino.
  • El clima de la isla es tropical, las lluvias son mucho más abundantes en verano. El mes más seco es septiembre, el más lluvioso marzo. La temperatura nunca desciende de los 21°C, la máxima puede llegar a 34°C. Todo el año es la estación ideal para visitar la isla, teniendo en cuenta el régimen de lluvias ya mencionado.
  • No hay circulación de automóviles y menos aún caminos o rutas en toda la isla.
  • La electricidad es de 117 v, 60 ciclos. Los tomas son de tipo N, pero los de tipo europeo de dos patas cilíndricas pueden ser usados. Atención: Esta configuración no es válida para todo Brasil. Pueden encontrarse otro tipos de tomacorriente y voltaje 220 en otras ciudades. Será necesario preguntar la configuración en cada caso. Ver los tipos de tomacorrientes.
  • La moneda es el Real, representado como R$, con código BRL. No hay bancos ni cajeros automáticos en la isla. Las tarjetas de crédito y débito son ampliamente aceptadas, salvo en lugares muy modestos. Conversión exacta y actualizada de USD a BRL
  • El idioma es el portugués de Brasil, con una pronunciacíon más cercana al portugués de Portugal que en otros estados. En la isla hay muchos argentinos jóvenes trabajando: los hispanoparlantes serán comprendidos en casi todos lados.
 
3 días en la isla 

002
004
006
008
010
012
014
016
1/8 
start stop menos mas
29 de junio de 2018 - Isla Grande - Partimos desde Ubatuba (San Pablo) en auto alquilado. Somos de la partida Enrique y Ana, Gloria y yo, Ovir Alata, autor  de estas líneas. Aunque la distancia desde Ubatuba, pasando por Paraty hasta Angra dos Reis no es gran cosa, el viaje se hace lento entre Paraty y Angra, pues hay muchos radares, y a la policia rodoviaria le encanta multar autos alquilados. Esto vale también para quien viene desde Río de Janeiro. Abandonamos el auto en manos de uno que nos dijo que el estacionamiento donde quedaría era propiedad de un vereador (concejal) municipal, hasta hicimos un esfuerzo para creerle. En la estación terminal de embarcaciones compramos boleto en una lancha rápida, pues el ferry parte mucho más tarde. Hicimos tiempo comiendo alguna cosa de mar en un restaurante que está allí mismo, no muy bueno, y a la hora indicada partimos. Desde un viaje por el Mekong desconfío de las lanchas rápidas, por posibles accidentes. De hecho, el timonel de la lancha que nos tocó no tenía buena visual de la proa, por lo que un marinero viaja parado en la proa a modo de vigía. Por suerte llegamos sin novedad, con una parada en el increíble Saco do Ceu, pequeña bahía que debe ser visitada por todo turista. Antes de las dos de la tarde pusimos nuestros piés en la isla, y, luego de inspeccionar algunas posadas, Enrique se dejó conducir por uno de esos guías a comisión hasta la posada Porto Girassol. La mayoría de las posadas de la isla se parecen, esta no descollaba ni caía del promedio, nos quedamos. Disfrutamos algo de la playa, y por la noche nos ocupamos de nuestro entretenimiento favorito en un restaurante "céntrico".

30 de junio de 2018 - Isla Grande - La actividad principal del día consistió en una excursión a la hermosa playa de Abraozinho, es decir Abrahamcito. Como no me gusta preguntar, y hacia mucho desde mi visita anterior, tomamos el sendero hacia Palmas y Lopez Mendez. Luego de casi una hora de caminata, en subida, Enrique, a quien le gusta preguntar, preguntó a algún caminante que venía en sentido contrario, con lo que quedó descubierto mi error. Vovimos, nuevamente preguntó Enrique en una bifurcación, y así tomamos el camino correcto, y llegamos a la linda playa, donde nos quedamos casi todo el día. No faltaron productos de mar y cerveza en el quiosque, y mucho sol y agua. De regreso, reincidimos en otro restaurante céntrico, más cerveza y "frutos do mar".

1 de julio de 2018 - Ilha Grande, Angra y São Gonçalo- Para contarlo rápido:  Nos quejamos en la posada porque nunca nos hicieron limpieza, había mas arena dentro de nuestras habitaciones que en la playa. Pagamos, paveamos por la playa y el pueblo hasta la hora del ferry. El ferry, con pocos pasajeros, nos proporcionó un viaje tranquilo, como para apreciar las bellezas de la bahía. Barato y con buenas vistas, que más se puede pedir. Al arribar a Angra, llamamos al número del estacionamiento "del vereador" y, sorpresa, al rato nos entregaron nuestro auto. En el regreso, paramos en la bonita playa de São Gonçalo, y una vez más reincidimos en esto de comer productos del mar, esta vez una moqueca. Quien no sepa qué es una moqueca debería pedir una en su próximo viaje a Brasil. 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1_480x360
2_480x360
3_517x360
5_ 233 _480x360
6_1030617_480x360
7_480x360
9_ 206 _437x360
Avion
Baptisterio
Cariatides
El Gigante
Empadas
Firenze01
Firenze02
Fuego
Hydra00
Hydra01
Hydra02
Lagaña
Lagaña
Milan
Naranjas Pompeya
Pescadores
Rio
Roma Coliseo
Roma Monjas
SaoPedro
Siena
Venezia
Yo
a 170 _576x360
a 242 _486x360
p1010072_480x360
p1020818_480x360
p1070846 gloria hydra_480x360
p1080018_480x360
p1100689_604x360
rsp1020605_532x360

Busca tu hotel

Booking.com

Derechos de autor

Usuarios registrados

Videos