EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Algunos datos

Tafí del Valle es una localidad de  la Provincia de Tucumán, República Argentina. Está a 106 km. de la capital provincial, en el centro del valle del mismo nombre. Tiene unos 7000 habitantes. Sus coordenadas, con link a GeoHack son  26°52′00″S 65°41′00″O Su altura sobre el nivel del mar es de 1976 m. El clima es fresco, aún en verano, y en invierno puede nevar.

 

De utilidad al turista
  • Desde la ciudad de Tucumán, se llega por bellísima ruta asfaltada, que recorre la Quebrada de los Sosa, de densa selva. Son 106 km de bellos paisajes.
  • Hacia el norte, se va por ruta asfaltada a Cafayate, Salta. Son 113 km, a lo largo de los cuales se pueden visitar algunos pueblos tradicionales, y las ruinas de Quilmes. De esta forma, Tafí del valle se integra al circuito turístico de los Valles Calchaquíes.
  • El pequeño centro puede recorrerse a pié: ofrece restaurantes y confiterías variadas, venta de regionales, entre los que hay que destacar los quesos locales. 
  • Hay gran abundancia de hotelería, por lo que no parece necesario reservar con anticipación. Es posible alojarse en camping, cabañas, hostels, hoteles, aptos para todos los presupuestos.
  • Entre los paseos por los alrededores se destaca el dique El Mollar, que se presta para un circuito redondo, por la ruta provincial 325 que sale del puente de la calle principal, de tierra, hasta el dique, retornando por la ruta provincial 307, que ya hemos transitado para llegar a Tafí del Valle.
  • Otro atractivo es el Parque de los Menhires. Lamentablemente estos menhires fueron recolectados, ya no se conoce su emplazamiento original. Está en proximidades del dique El Mollar.
Una noche en Tafí del Valle

25 de abril de 2014 - Dejamos las Cabañas "El Aquí" en los alrededores de San Fernando de Catamarca lo más temprano que pudimos, que no fue mucho. El camino entre Catamarca y Tucumán es intrascendente.

P1230030
P1230032
P1230033
P1230037
P1230042
P1230052
P1230055
P1230072
1/8 
start stop menos mas
Hacia mediodía llegamos a San Miguel de Tucumán, donde la expectativa de Gloria, Griselda y Carlos era conocer la famosa Casa de la Independencia, o casita de Tucumán como todos la recordamos de la escuela primaria. Yo ya había estado dos veces, así que les advertía que no era mucho lo que hay que ver. La entrada hacia el centro de la ciudad fue rauda y sin desvíos, por suerte. Encontramos estacionamiento a cuadra y media de "la casita". Llegamos, cerrada por fumigación. Caminamos hasta la plaza, miramos la catedral, cerrada sin explicaciones, aunque al menos Gloria y yo no sentíamos ninguna inclinación por entrar. Dimos una mirada a la casa de gobierno, y partimos para un restaurante vegetariano, que no estaba cerrado. Muy buena comida, muy sabrosa. Otra vez con el culo en el auto. Rumbo: Tafí del Valle. Llegamos por la tarde, luego de recorrer la bonita Quebrada de Los Sosa. La selva domina la quebrada. El camino está espectacularmente trazado, una obra del mismo ingeniero que proyectó el salteño Tren de las  Nubes. De a poco, el camino, bordeando el río, se eleva hasta que finalmente ofrece una hermosa vista del valle de Tafí. Habíamos escogido en internet unas cabañas, de nombre Paqarina. Resultaron lindas, pero estaban completas, como muchas otras, por causa de una carrera de bicicletas importante, a correrse al día siguiente. En el camino hacía otra de las previamente seleccionadas, encontramos las cabañas Las Tuscas, que no eran muy lindas, pero decidimos quedarnos: Estas cabañas son de ambientes amplios y bien equipadas, sólo que algo antiguas y faltas de mentenimiento y detalles. El cansancio del viaje y las ganas de poner los pies en suelo firme nos decidieron. Hicimos algunas compras para la cena, excusa buena para recorrer el pueblito, pequeño pero agradable y turístico. Compramos un quesito de la zona, muy bueno, duró poco.Ya aprovisionados, vimos el atardecer desde la cabaña, que tiene muy buena vista.

 

26 de abril de 2014 - Desayuno provisto por las cabañas, con pan casero. Aprovechamos el amanecer para unas buenas fotos del valle y el pueblo. Ahora camino de tierra, para bordear la represa El Mollar. Un paseo muy bonito, por zona campesina. Además, ofrece la ventaja de ser un recorrido redondo, retornando por la ruta asfaltada a Tafí. Pero al llegar al pueblito de El Mollar, nos encontramos con la ruta cerrada por la competencia ciclística. Debimos desandar todo el camino, en vez de aprovechar el asfalto, que quedó para los de dos ruedas. Ver de nuevo los mismos burros, casi en el mismo lugar, y las mismas casitas y cerros, lógicamente en el mismo lugar. Otra vez cruzamos el pueblo, en busca de la salida norte. La encontramos. Ya en camino, superada la salida norte de Tafí, fuimos subiendo hasta el paso del Infiernillo, y descendimos a la placentera ciudad de Cafayate. 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Aviso a los navegantes

Busca tu hotel

Booking.com

Usuarios registrados