EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Algunos datos

La Playa Desierta (Praia Deserta de Ubatuba) se encuentra en el sector sur del Municipio de Ubatuba, en el Estado de San Pablo, Brasil. Las coordenadas de la playa son: 23°32,33´S y 45°10,14´O. Entre las Ensenadas de Fortaleza y Mar Virado, justamente frente a la Isla de Mar Virado. Al tratarse de una playa sin acceso por automóvil, justifica bastante bien su nombre de Desierta. Al menos fuera de temporada.

 

De utilidad al turista
  • El acceso en auto o transporte público puede hacerse por Fortaleza desviándose de la ruta Rio-Santos en Playa Dura por hermoso camino asfaltado hasta la playa de Fortaleza. Una opción más larga a pié es a partir del Barrio Canto da Lagoinha, en Lagoinha, algo más al sur. En Fortaleza, el auto se abandonará al final del asfalto, en cualquier callecita que tenga lugar (no abunda). En Lagoinha, el auto quedará dentro del barrio ya dicho, a unas cuadras de la barrera de entrada. Los guardias dan un número para colgar del espejo del auto. En ambos casos, hará falta una hora o más de caminata. Por Fortaleza, la senda comienza en el extermo derecho de la playa. Por Lagoinha, a lado de una casilla de guardia, cercana al estacionamiento.
  • Hay que llevar comida, agua (no siempre hay agua en los pequeños arroyos) ropa de baño, protección solar. Zapatillas y pantalón largo. No hay señal de celular.
  • Ubatuba tiene clima tropical: cálido y lluvioso. El mes más seco es julio y aún es este mes caen 84 mm. En enero 343 mm. La temperatura media de invierno es de 19º, con máxima de 25º Es el mes más soleado. En enero la temperatura máxima puede superar los 30º. La temperatura del agua de mar ocila entre los 20°c en invierno, a los 24°C en verano, lo que la hace apta para bañarse todo el año
  • La electricidad es de 117 v, 60 ciclos. Los tomas son de tipo N, pero los de tipo europeo de dos patas cilíndricas pueden ser usados. Atención: Esta configuración no es válida para todo Brasil. Pueden encontrarse otro tipos de tomacorriente y voltaje 220 en otras ciudades. Será necesario preguntar la configuracón en cada caso. Ver tipos de tomacorriente
  • La moneda es el real brasilero. Su código es BRL y su símbolo R$. Hay abundancia de cajeros electrónicos y bancos en el centro de la ciudad, casi nada en los barrios. Para cambio de monedas (sólo euro o USD) conviene dirigirse al Bar do Leme, en la peatonal, entre los bancos Bradesco e Itaú. Mejor cotización y absoluta confianza y seguridad. Conversión exacta y actualizada de USD a BRL
  • El idioma es el portugués de Brasil. Por tratarse de un destino de turismo brasileño, no hay que esperar interlocutores en otros idiomas. Quienes hablen español, si lo hacen claramente, y despacio, serán entendidos tarde o temprano.

 

Botonhoteles1

 

 

Una caminata por Fortaleza hasta Deserta, en mayo de 2011

 

Praia Deserta
Praia Deserta
Ponta da Fortaleza
Ponta da Fortaleza
Trilha da Praia Deserta
Trilha de Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Ponta da Fortaleza
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
038
040
Praia Deserta
Ponta da Fortaleza
046
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Deserta
Praia Grande do Bonete
Praia Grande do Bonete
Praia Grande do Bonete
Praia Grande do Bonete
Praia Grande do Bonete
Praia Grande do Bonete
Praia Grande do Bonete
Praia Grande do Bonete
Praia Brava da Fortaleza
Praia DesertaVista de la playa desde el extremo suroeste
01/36 
start stop menos mas

Una vez más, ya tantas, iremos a Praia Deserta desde Fortaleza, que es nuestro camino preferido, ya que encontramos el de Lagoinha un tanto "urbano". El auto, ya está en la callecita habitual, que es la que continúa el asfalto. Fuera de temporada, siempre hay lugar allí. Caminamos unos metros hasta la playa, y doblamos a la derecha. Son unos cuantos metros por la arena firme, hasta que llegamos a la piedra, al final de la playa, donde alguien tuvo la enorme gentileza de tallar unos escaloncitos. Ahora sí estamos en la senda (trilha, en portugués). A los pocos metros, aparece la primer bifurcación, que a la izquierda conduce a la "Prainha" da Fortaleza, donde es posible contemplar los pececitos. Pero escogemos ir a la derecha. La senda se eleva un poco, y entre los árboles vemos la playa que vamos dejando atrás. No han pasado quince minutos, y ahora parece el desvío a Ponta da Fortaleza a nuestra izquierda. Otra vez escogemos la derecha. Ahora ya estamos en camino. Primero por sectores desmatados, y luego debajo de la selva atlántica llegamos hasta una casita, rodeada de plantas de ananá y otros frutales. Allí comienza el descenso, y, en unos veinte minutos, ponemos pié en la arena de una de nuestras playas favoritas. Deserta está dividida en dos por unas rocas, por lo que suponemos que una se llama Deserta y otra Cedro, pero nunca hemos podido confirmarlo. De todas formas, no hemos visto nunca un cedro. Y no importa: nos damos un buen baño, comemos, descansamos, y hacemos las tonteras habituales.

Toda la playa para nosotros, con árboles de buena sombra, agua absolutamente transparente, pocas olas, algunas rocas para curiosear la vida submarina con la máscara, una hamaca improvisada. Cangrejitos por la arena, y al frente la Ilha do Mar Virado, con las rocas que la acompañan: Laje de Fora y Laje de Dentro, y las isletas del mismo nombre, que así las distinguen las cartas náuticas. Sol intenso, mútiples inmersiones, todo de mil maravillas. Completan el paisaje dos elementos algo discordantes: Los restos de un ranchito, que en años anteriores solía tener un habitante, y los restos de un barcito de playa hecho con hojas de palma. Sólo el reloj nos pudo desalojar. La vuelta placentera, con ardillas, iguanas tomando sol en los claros, y vistas espectaculares, que a la ida no se perciben tanto. Una playa muy especial, que fuera de temporada ofrece soledad casi garantizada, y que durante las épocas de mayor concurrencia siempre ofrecerá lugar como para no tropezarse con otros paseantes. Quizá no sea la playa más bonita de Ubatuba, pero sin duda debería figurar en cualquier top ten.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Busca tu hotel

Booking.com

Usuarios registrados