EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Por mimipugh

Algunos datos

Rapa Nui (Isla Grande), como la denominan los locales, se encuentra a 3.760 km de Chile continental. Intrigante, misteriosa, por su ubicación es la única isla habitada más remota del planeta, así como única provincia chilena emplazada en Oceanía. Pertenece a la región de Valparaíso y su capital es Hanga Roa.

Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)
Rapa Nui (Isla de Pascua)Ranu Raraku
01/15 
start stop menos mas

Bautizada como Isla de Pascua, en 1722, ya que fue divisada por primera vez el día de la Pascua de la Resurrección por el navegante holandés Jakob Roggenveen
Situada en el vértice oriental del Triángulo de la Polinesia, el que se completa al norte con Hawai y al suodoeste con Nueva Zelanda.
Apenas se distingue como un minúsculo puntito en el medio del Océano Pacífico, en la latitud 27° 9´ 10” Sur y la longitud 109° 27´17” oeste.
Declarada patrimonio Mundial por la UNESCO en diciembre de 1995, casi la mitad de la superficie de la isla es zona protegida, enmarcada en el Parque Nacional Rapa Nui.
La maravillosa cultura Rapa Nui es peculiar y especialmente compleja en muchos aspectos.
A lo largo de la isla encontramos innumerables sitios arqueológicos, plataformas ceremoniales, moais, cuevas, cavernas que en la antigüedad fueron habitadas, aldeas, gallineros, invernaderos y crematorios.
Los moais, gigantescas esculturas en piedra, construidas para honrar a los ancestros se encuentran a lo largo y ancho de toda la isla, mostrando la secuencia desde el lugar donde se construían, los tramos por donde los trasladaban y finalmente el escenario donde eran ubicadas definitivamente a orillas del mar.

Sus habitantes (Rapa Nui), son sumamente amables, y encontraron en el turismo un recurso de supervivencia que además les permite mantener vivas sus tradiciones compartiendo la historia de sus ancestros con el resto del mundo.
Los Rapa Nui son verdaderos sobrevivientes, ya que de una población estimada en 6.000 habitantes en 1862, pasan a 111 en 1877, como consecuencia de los barcos esclavistas que en el término de dos años se llevaron de la isla a unos 2000 Rapa Nui, regresando tan solo 15 de ellos contagiados de distintas enfermedades, que a su vez transmitieron al resto de la población.
Estos sobrevivientes de una etnia en extinción mantienen su lengua, también denominada Rapa Nui, no solo entre las familias sino también en algunas escuelas desde el parvulario. Del mismo modo preservan su música, danzas, tatuajes y comidas.
Los Rapa Nui desarrollaron un sistema de escritura (rongo rongo) y fueron expertos en observación del cielo y sus componentes.
Respecto a la escritura, es habitual verla en carteles, paredes, autos destinados al transporte de pasajeros u objetos de venta al turista. Lo anecdótico es que nadie puede explicar su significado ya que hasta el momento no ha podido ser descifrado el sistema de escritura Rapa Nui.

 

De utilidad para los visitantes
  • Con una superficie de 163,6 km² y 5.800 habitantes, el único poblado de la Isla es Hanga Roa, donde se concentran la mayoría de los servicios como: hoteles, restaurants, comercios de venta de souvenirs y artesanías, alquileres de moto, cuatri, bicicletas y autos; supermercados, algunas tiendas, bancos, cajero automático, taxis y varias agencias de turismo.
  • El aeropuerto internacional Mataveri, con código IPC, queda a pocas cuadras del centro, por lo que si la reserva para hospedarse queda en esa zona es posible trasladarse caminando, como lo hacen la mayoría de los visitantes. Cuenta con un bar y algunos comercios de artesanías, alquiler de autos y stand de reservas en la hotelería local. Hay servicio de wifi gratuito y servicio de taxis.
    Es tradicional que los alojamientos cuenten con servicio de recepción de sus huéspedes y al momento de arribar los esperan con los collares de flores como símbolo de bienvenida.
  • El vuelo de ida desde Santiago de Chile dura unas 5 horas y media y de regreso una hora menos
  • Para llegar a Isla de Pascua no existen muchas opciones: en avión desde Santiago de Chile o Tahití a través de una única empresa aérea (Latam), o por barco, sólo en los meses de verano a través de los cruceros que llegan a zonas cercanas a la isla y desde allí los pasajeros son transportados en botes más pequeños hasta la costa.
  • La isla no posee un puerto preparado para grandes embarcaciones, y con el mismo sistema utilizado para el transporte de pasajeros se realiza el transporte de toda la provisión que se trae desde el continente. Las balsas van y vienen desde los barcos hasta el pequeño muelle de Hanga-Piko todo el tiempo. Lo antedicho justifica el encarecimiento de costos que rige en la isla.
  • Al descender del avíón lo primero que se encuentra en el hall del aeropuerto es el mostrador donde venden las entradas para el Parque cuyo costo es de 80 dólares por persona para los extranjeros. No hay tarifa diferencial para estudiantes ni jubilados. El mencionado ticket es requerido para ingresar al parque en los puestos ubicados en los distintos sitios arqueológicos y ante cuya falta los guardaparques son inflexibles para permitir el acceso, por lo que es necesario llevarlo siempre consigo. La entrada tiene una validez de 10 días a partir del primer sellado. Hay dos sitios a los que solo se puede ingresar una vez: Rano Raraku y Orongo. A los demás lugares se puede acceder todas las veces que se quiera o se pueda durante la estadía en la isla.
  • Respecto a cómo recorrer la isla, a los amantes de la actividad física la sugerencia es disponer de unos seis días para hacerlo caminando o en bicicleta. Tomando un mapa de la isla y organizando los recorridos para cada día es posible hacerlo sin dificultades. También se puede hacer en bicicleta aunque algunos sitios son bastante empinados y a veces con viento en contra se dificulta más el recorrido si no se tiene un óptimo estado físico. El hecho de dispensar algún día mas al viaje, recorrer la isla caminando o en bicicleta, dialogar con los lugareños, permite conocer otros aspectos de su cultura e interpretar mejor su idiosincrasia.
  • En nuestro caso hicimos casi todo combinando caminata y bicicleta y para trasladarnos a los sitios más alejados nos contactamos con un local quien ofrece algunos servicios de turismo personalizados no solo para el traslado, sino que acompaña con su conocimiento del lugar, historias y anécdotas de sus antepasados.
  • La otra opción, la más cómoda es contratando algún tour en las agencias de turismo, las hay de día completo o media jornada. Otras opciones son el alquiler de auto, moto o cuatriciclo. Como verán hay posibilidades para todos los gustos y bolsillos.
  • En cualquier época del año se ofrecen espectáculos de música y bailes nativos con vestuarios típicos, tatuajes y pinturas en sus cuerpos . Hay dos o tres grupos que brindan espectáculos y están organizados de tal forma que todos los días de la semana es posible asistir a alguno. Hay espectáculos con cena incluida y otros la ofrecen como alternativa. Es recomendable participar del show y cena y por supuesto de la previa, donde los integrantes de esos grupos pintan la cara de los visitantes al estilo Rapa Nui. Hay que reservar con anticipación, ya que son cientos de turistas los que asisten diariamente y los grupos son sumamente organizados y puntuales para iniciar el espectáculo. Durante los meses de verano hay varias festividades y celebraciones y a principio de febrero se desarrolla la Tapati Rapa Nui, la fiesta más importante de la isla y de la Polinesia. Durante el desarrollo de la misma, las familias rivalizan por la elección de la reina y se desarrollan diferentes competencias y espectáculos de música y danzas.
  • Es posible saborear exquisitos platos en base a frutos del mar en una importante variedad de restaurants y casas de comidas.
    Los más recomendados los ceviches, empanadas de atún, pastel de jaiba, y por supuesto las paltas, piñas, guayabas, mangos y plátanos cultivados en la isla.
  • Hay una gama amplia respecto a la hotelería, para todos los gustos: camping, cabañas, hostels, hostales y hoteles. En todos los casos, los precios son bastante más elevados que en el territorio de Chile (prácticamente el triple).
  • Si bien la temperatura durante todos los días de la estadía oscilo entre los 19° y 23° ö 24 °, se sugiere llevar todo el tiempo ropa liviana, remera alguna campera y capa de agua ya que las condiciones climáticas van variando continuamente. Sale el sol, caen fuertes chaparrones, corre algo de viento. Estos estados son cíclicos durante cada jornada. Pero provistos con ese atuendo nada impide disfrutar cada minuto en la isla.
  • La electricidad es de 220 V. Los tomacorrientes son de tipo C o L. Esto significa que las clavijas comunes de dos patas cilíndricas, no necesitarán adaptador. Ver los tipos de tomacorriente
  • La moneda chilena es el "peso chileno" con símbolo $ y código CLP. Hay dos cajeros automáticos donde es posible retirar moneda chilena, pero es necesario tener en cuenta el límite diario que rige para las cuentas de algunos bancos. Conversión actualizada de CLP a USD. Muchos negocios tienen débito automático, pero un consejo, si no se cuenta con moneda chilena cuando no es posible pagar con tarjeta de débito o crédito, se recomienda hacerlo en dólares.

 

Moai Tukuturi

Recorrida por la isla


Rano Raraku

Este volcán conocido como “La cantera” es uno más de los bellos lugares de la isla donde se esculpían los moais que luego eran transportados hacia las diferentes plataformas ceremoniales o “ahu” ubicadas a lo largo de toda la isla. En este sitio hay unos 397 moais en distintas etapas de construcción o fases de traslado. Era una verdadera “fábrica” de moais. En una de las laderas del volcán Ranu Raraku encontramos el moai Ranu Tukuturi, el más antiguo descubierto hasta el momento, el único que tiene talladas las piernas y está arrodillado.

Ahu Tongariki
Presenciar el amanecer frente a los 15 majestuosos moais que custodian la isla es una experiencia increíble.>Este ahu de 220 metros de longitud es la estructura más grande de toda la polinesia. Con su eje orientado al sol naciente del solsticio de verano, es una demostración más del conocimiento astronómico de los antiguos Rapa Nui.
Presenciar los primeros rayos de sol elevándose entre los moais con el azul intenso del mar al fondo y por otro lado el verde de la isla, representa una postal majestuosa e imposible olvidar.

Rano Kau
Este volcán ubicado en el extremo sur oeste de la isla tiene un cráter de mas de 1 km de diámetro. Observar desde arriba su interior, nos traslada en la imaginación hacia algún sitio desconocido del planeta. Una inmensa laguna cubierta de juncos, totoras y en sus laterales plátanos y distintas plantas comestibles son una evidencia del microclima que se genera en su interior.
Su cercanía al mar hace que éste poco a poco vaya avanzando hacia el cráter del volcán provocando el desgaste de uno de sus laterales lo que nos permite conjeturar que en algunos años más, o siglos, ello lo podrán confirmar los expertos, el mar penetrará en las entrañas de este volcán.

Puna Pau
Del interior del cráter de este pequeño volcán, ubicado a unos 7 km de Hanga Roa, se extraía antiguamente la escoria roja, ceniza volcánica de poca dureza y gran porosidad, materia prima para la fabricación, entre otros objetos de los pukao (sombreros) que eran fabricados en el interior del cráter y luego trasladados para ser colocados en agunos moais.

Aldea Ceremonial de Orongo
Muy cerca del volcán Rano Kau, se encuentra esta aldea constituida por casas de piedra, que por su forma y ubicación permiten visualizar los tres islotes que se ubican frente a Rano Kau. También es posible encontrarse en el lugar con petroglificos, pinturas rupestres y una maravillosa vista al mar.

Centro Ceremonial Tahai
En este lugar, encontramos varios altares y es el entorno ideal para deleitarse con la puesta del sol en la isla. Entre los moais del lugar hay uno gigante, llamado Ko Te Riku, el único que posee ojos, tal como eran los moais originalmente. Esos ojos abiertos representan el poder o fuerza sobrenatural denominado mana y también tiene pukao (sombrero). Los ojos originales eran de coral blanco y obsidiana y eran colocados una vez ubicados en el ahu.

Anakena
Ubicada en el sector norte de la isla, en la bahía de Hanga Roa o Hanga Rau Ariki, encontramos esta pequeña playa de arenas blancas, palmeras y aguas de color turquesa. En el lugar presente y pasado conviven custodiados desde los ahu Ature Huki y Nau Nau.
En el lugar también es posible degustar exquisitos jugos naturales, sándwiches, empanadas de mariscos, entre otras.

Maunga Tere Vaka
Luego de bicicletear desde Hanga Roa hasta la base de este volcán, y desde allí y tras una larga caminata a través de pequeños bosques, descampados, subidas, bajadas al fin llegamos a la cima del Tere Vaka, el volcán más joven y alto de Isla de Pascua, desde donde es posible acceder a una vista panorámica de de 360°. Es desde ese punto donde podemos sentir que somos nada más que un pequeño granito de arena en el medio de la inmensidad del mar.

Ana Kakenga
La cueva de las dos ventanas, es un tubo volcánico utilizado como refugio por los antiguos habitantes de la isla. Distante unos cuatro kilómetros de Ahu Kivi, en el borde costero, es un bello lugar para conocer. A pesar de las dificultades para acceder, con un recorrido de unos 50 metros, bien vale la pena llegar al final para descubrir estas maravillosas ventanas al mar

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Busca tu hotel

Booking.com

Derechos de autor

Usuarios registrados