EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Algunos datos

La playa Kenepa Chiki De Curacao se encuentra en al noroeste de la capital, Willemstad. Hay una Kenepa Grandi, que es más grande (el doble) a unos tres kilómetros. Es una de las preferidas por los pobladores, y allí se organizan picnics los fines de semana. Hay un pequeño bar y algunos servicios para buceo autónomo. También baños y duchas.

 

Tarde de sol en Kenepa Chiki

P1130928
P1130997
P1140022
P1140026
P1140034
P1140037
P1140053
P1140055
P1140058
P1140071
P1140099
P1140102
01/12 
start stop menos mas

Después de haber dado infinidad de vueltas a la isla, nuestro guía, nuestro no muy querido guía (odiamos a los guías) nos depositó en esta playa, aunque quizá, al menos por el nombre, deberíamos decir playita. Cansados como estábamos, elegimos una mesa con bancos adosados (como las que se usan en parques nacionales de muchos países) bajo los abundantes árboles. En menos de dos minutos al agua, quizá la más transparente que hemos visto en este viaje. Ayuda claro, el fondo de corales blancos quebrados o picados, que no ayuda a caminar, pero es muy interesante. Una gran parte parece ramas de árboles, vegetacion blanqueada a la cal y convertida en piedra pómez por algún proceso mágico de la naturaleza. Para donde dirigimos la mirada a través de nuestros anteojitos de natación, vemos algún pez. Pequeños, no muy coloridos, pero muy variados en su forma. Nos encantan unos medio transparentes, de aletas negras largas y agudas. Nos tiran besos. Dejando lo descriptivo: hemos comprobado que si no se desea cargar máscara y snorkel, los anteojitos que uno usa en la piscina, son más que suficientes para flotar y chusmear a los habitantes marinos. Hay que hacer apnea, pero... Se acerca la hora de la partida. Por cincuenta centavos de florín cada uno, un dolar, nos damos brevísima ducha y usamos los sanitarios. Ahí anda nuestro guardián, quiero decir nuestro guía, que por nada del mundo quiere que perdamos el avioncito a Aruba. ¿Les dije? No soporto a los guías, por buenos y discretos que sean.

 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Aviso a los navegantes

Busca tu hotel

Booking.com

Usuarios registrados