EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Algunos datos

 

En construcción, disculpe las molestias.

 

De utilidad al turista

 

En construcción, disculpe las molestias

 

Botonhoteles

 

Santiago en una tarde, y peregrinación a Borneiro

 

003
004
006
008
010
012
014
015
016
018
020
024
01/12 
start stop menos mas
08 de junio de 2015  - Santiago de Compostela, Galicia. - Hoy un tren local, pero internacional, nos cruzó la frontera, y nos dejó en Vigo, con lo que volvimos a España. Otro tren nos alcanzó hasta Santiago de Compostela, y aquí estamos. El hotel,esta vez, es el PR Fornos. PR por estos pagos quiere decir Pensión Residencial. Es de tres estrellas, sea lo que sea que quiera decir eso. Impecable. € 41 la doble. Demás está decirlo, los pocos que leen estas notas ya lo saben: "largamos los bultos y salimos a recorrer" Hasta entramos a la catedral, que no es de las más interesantes. Nos causó gracia un cartelito que daba a un pasillo detrás del altar: Abrazo al santo. Las gentes hacían fila para abrazar al San Tiago, único santo que trae incorporado el "san" a su nombre. No faltaban por ahí las velas electrónicas, última palabra de la devoción, que se encienden al colocar un eurito en la ranura. Luego de nuestra piadosa visita, nos largamos a deambular por la ciudad vieja. Nos pareció algo triste, quizá por la arquitectura en piedra, obscura por los siglos. Encontramos un buen restaurante,  comimos opíparamente. Deambulamos nuevamente por la ciudad. El parador de los peregrinos, de los reyes católicos cuesta 200 euros la noche, una pichincha. Hablando de peregrinos, la ciudad está plagada de ellos, con sus grandes botines y su bastón o par de bastones, de madera o de aluminio.  En general, se les nota en las caras que les duelen las patas. La mayoría son alemanes, como en general son los turistas en la zona, opacando a los japoneses, que aquí escasean. Mientras los alemanes pasean, los ibéricos hacen la austeridad que les recomienda Angela Merkel. ¡Fuerza Grecia!

 
09 de junio de 2015 - Santiago de Compostela, y Borneiro - Madrugamos, y mucho, para tomar el bus que nos llevaría a Borneiro. No existia el tal bus, pese a la información de al oficina de turismo. Decidimos alquilar un automóvil. Avis nos expropió 90 euros, y partimos hacia Borneiro. ¿Que qué diablos es Borneiro? Borneiro es una pequeñísima aldea del Municipio de Cabanas de Bergantiños, donde nació el padre de mi padre, gallego emigrante como tantos. Recorrimos la costa hasta Fisterra, muy bonita, y que merecería una visita tranquila, en verano. De allí nos internamos hasta Borneiro. No es facil darse cuenta que uno ha llegado. A la primera que preguntamos, resultó llevar mi apellido. Nunca sabremos si es pariente, pues en Borneiro, el apellido más común es justamente el que compartimos con esta Pilar. Entramos a su casa, conversamos con sus padres, pero nada quedó aclarado. Hace algo más de cien años que mi abuelo José marchó a Argentina. Dimos algunas vueltas, visitamos el dolmen de Dombate, cercano. 3500 años antes de cristo es la fecha que asignan los arqueólogos a este dolmen. Llovia. Bajo la lluvia, como corresponde, visité el cementerio. Lleno de lápidas con mi apellido, el de mi abuela, y el de unos primos de mi padre. ¿Cómo habrán vivido en su aldea, hace un siglo y más mis ancestros? Pensé mucho en mi padre. Visitamos Muxia, con almuerzo muy tardio de frutos de mar, como marcan la ley y las buenas prácticas turísticas a la vera de una ría gallega. Volvimos entre lluvia y llovizna por los bellos paisajes y pueblos gallegos. Devolvimos el auto, y nos internamos en el hotel, a planificar la siguiente etapa. Resultado: Mañana estaremos en Toledo.
 

Un vídeo: Santiago, Toledo y Avila

 

 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Aviso a los navegantes

Busca tu hotel

Booking.com

Usuarios registrados