EstuvimoS

Las personas no hacen el viaje, el viaje hace a las personas

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Algunos datos

Porto Venere es un pueblo de la Liguria, cercano a la ciudad y Puerto de La Spezia, en uno de los extremos del Golfo de  La Spezia. El pueblo y las tres islas vecinas son Patrimonio de la Humanidad. Tiene unos 4000 habitantes. Hay varios puntos de interés en este pueblo medieval: las iglesias gótica y románica y el castillo Doria. Para llegar y para obtener más datos georreferenciados, aqui están las coordenadas, 44°3′0″N 9°50′0″E con link a GeoHack

Datos útiles para el turista
En construcción, disculpe las molestias.
  • La electricidad es de 220 V. Los tomas son de dos patas cilíndricas, de norma europea. A veces tienen tres orificios en línea, siendo el del medio "tierra" y que no impedirá usar fichas de dos patas.
  • La moneda es el Euro, código EUR. Conversión exacta: USD a EUR
  • El idioma es el italiano. Es fácil encontrar personas que hablen otros idiomas.
  • Recorriendo Puerto Venere
    00Venere
    02Venere
    04Venere
    06Venere
    08Venere
    10Venere
    12Venere
    14Venere
    16Venere
    18venere
    20Venere
    22Venere
    24Venere
    26Venere
    28Venere
    30venere
    32Venere
    34Venere
    01/18 
    start stop menos mas

    Ayer, como alternativa a otro paseo que suspendimos a último momento, llegamos a La Spezia y a Porto Vénere. No había alojamiento en los pocos hoteles existentes en Porto Venere, por ser fin de semana. Así que decidimos volver al día siguiente, es decir, hoy, 23 de mayo de 2010. Llegamos lo más temprano que pudimos. Porto Venere, descubrimos, es tan lindo de día como de noche. Paveamos en el muelle, recorrimos alguna callejuela. El lugar es tranquilo, y muy bonito. Además es la primera vez (en realidad fue ayer) que vemos el Mar de la Liguria, parte del Mediterráneo Luego del almuerzo, a la vera del puerto, muy bueno,  le alquilamos a un tal Diego el semirrígido Palmaria. Ya en el agua, dimos la vuelta a dos de las tres islas vecinas, sin informarnos si estas dos eran Palmaria, o Tino o Tinetto que son los nombres de las tres. Intentamos llegar a Cinqueterre, pero era bastante largo para el horario del que disponíamos, asi que, a mitad de camino decidimos volver a puerto. De todas formas la navegación hacia Cinqueterre nos permitió observar la costa escarpada, y las casas y cultivos prendidos a las pendientes, con ganas de ir a bañarse al mar. De nuevo en tierra, trajinamos las largas escaleras hasta el fuerte Doria, que tiene unas vistas espectaculares. Entre ellas hace buen contraste contra el mar la iglesia de San Pedro, gótica, con una parte nueva del siglo XVIII. El cementerio también con buena vista, aunque hay que reconocer que sus ocupantes no se benefician mucho con ella. Final del día, el acostumbrado: Comida en casa de Nella y Paolo, tardía para sus costumbres. Revisando las fotos del día veo que tomé una enorme cantidad, muchas de ellas en el mar, con veleros que presumo hacían escuela de vela, y temas marinos varios. No hay caso, siempre igual a mi mismo, desde que, en mi curso de vela, aprendí a disfrutar del mar y del viento.

    Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

    Aviso a los navegantes

    Busca tu hotel

    Booking.com

    Usuarios registrados