Seleccione su idioma

Centro histórico de Amasra, provincia de Bartin, Turquía.

Algunos datos

Amasra es una pequeña ciudad a orillas del Mar Negro, en la provincia turca de Bartin. Sus coordenadas, con link a GeoHack son: 41°44'58" N 32°2311" E´. Hoy en día su actividad principal es el turismo, debido a sus buenas playas, y a la belleza de su ubicación. No cuenta con lugares históricos de mucho interés, pero es un pueblo tranquilo, ideal para el descanso, tomar té en algún bar, probar la gastronomía local, y disfrutar del sol y la  playa.

Info práctica

  • No hay aeropuerto en Amasra, y tampoco en Bartin, la ciudad importante más cercana. El aeropuerto más importante de Turquía está a más de 450 km, Se trata del aeropuerto de Estambul.
  • El aeropuerto de Estambul se llama Istanbul Atatürk Havalimani, y su códico es IST. Es el más grande de Turquía, y llegan a él vuelos de una enorme cantidad de aerolíneas. Tiene dos terminales: una doméstica y la otra internacional. Hay muchos servicios, entre comercios, restaurantes y casas de cambio. Hay otro aeropuerto menor, llamado Sabiha Gökçen, código SAW. También internacional, sirve principalmente a la compañía Pegasus y a muchas low-cost. Está ubicado del otro lado del Bósforo, por lo que es un aeropuerto asiático. Está a más de 50 km de Sultanhamet, el centro turístico por excelencia. Hay bus público a la ciudad, o bien se puede tomar un bus a Kadikoy, y allí el ferry a Yenikapi, estación de ferrys cercana a Sultanhamet.
  • La llegada será generalmente por el Aeropuerto Internacional Ataturk. El mejor medio para llegar a la ciudad es el Metro, cuya estación tiene ingreso desde la terminal aeroportuaria misma. El transfer en bus, o un taxi, no son nada convenientes, no sólo por el mayor costo, sino porque, dependiendo de la calidad de los gigantescos embotellamientos de tránsito, puede demorar horas. En caso de optar por lo más barato y rápido, el metro, hay que hacer un transbordo al tranvía (si uno se dirige al centro, en la estación Zeytinburnu, la sexta desde el aeropuerto). Las estaciones adecuadas para transbordo están bien indicadas en gráficos sobre las puertas de los vagones, y en cada estacíon hay muy buenos gráficos orientativos. Además los parlantes de los vagones avisan en turco y en inglés.
  • Para ir al interior del país, en bus, hay que ir a la gigantesca estación (otogar) de autobuses de Estambul. Otra vez, el tranvía es el medio indicado para llegar desde el centro. Bajarse en la estación Yusufpasá. Allí mismo combinar con el metro, estación Aksaray. Bajarse del metro en la estación Otogar.
  • El aeropuerto más cercano e importante (internacional) es el de la capital turca: Ankara. Tiene por nombre Esenboğa, y por código ESB. Aterrizan allí buena cantidad de aerolíneas de Europa y Asia. Para transladarse a la estación terminal de buses (otogar) se puede usar la línea de autobús 442, también conocida como Belko Air con TRY 11 de tarifa, cada media hora, con trayecto de una hora. La línea HAVAS ofrece el mismo servicio, al mismo costo pero demora menos, unos 50 minutos pues tiene pocas paradas. En ambos casos el billete se compra al chofer del bus. 
  • Un día de estadía es suficiente para conocer todo el pueblo y sus playas céntricas.
  • La ciudad importante más cercana es Bartin, hasta donde es posible llegar en bus desde cualquier punto de Turquía. Desde Estambul este viaje demora unas siete horas. Desde la terminal (otogar) de Bartin, un minibús (dolmus) hace el translado hasta la terminal de minibuses, trayecto que suele estar incluído en el precio del bus mayor. En la otogar de minibuses espera otro minibus que hace los casi 20 kilómetros de descenso por camino de montaña hasta Amasra. Este trayecto se paga por separado, aunque en la otogar de Estambul no lo avisan.
  • La mayoría de los hoteles y pensiones están concentrados en las proximidades del mar. Al bajar del minibus, habrá algunas señoras buscando clientes para las pensiones y hoteles, tanto dá seguirlas (tienen comisión) como buscar un poco por cuenta propia, tarea sencilla.
  • Salvo en plena temporada veraniega, es innecesario reservar hotel. Es posible alquilar informalmente departamentos y casas.

Clima, electricidad, moneda e idioma

  • El clima: la estación seca corresponde al verano, con temperaturas moderadas, media de 25º y màximas de 29º. Las mínimas de invierno no descienden de 0º. Mas datos aquí.
  • La electricidad es 220 v, con tomas de patas cilíndricas de norma europea, tiposC y F. Ver tipos de tomacorrientes.
  • La moneda es la lira turca (TRY). Conversión exacta y actualizada de USD to TRY.
  • El idioma es el turco, aunque en los lugares destinados al turismo se habla inglés (no siempre). El alfabeto es el latino, con algunos signos extra.

Estuvimos en Amasra

Domingo 09 de septiembre de 2012 - En la Otogar (estación de buses) de Istanbul. Algo tan grande como la ciudad a la que sirve. Muy simple: de un lado uno llega y encuentra boleterías cada una con su hall de espera. Por las puertas del lado opuesto uno se sube al bus. Vamos con la compañía Kamil Koc. La "c" final tiene cedilla, pero mi teclado no. La "c" con cedilla se pronuncia como la "ch". Los buses parecen muy pero muy buenos, veremos al subirnos. En siete horas, partiendo al mediodía, estaremos en Bartin. Allí un minibus nos llevará hasta Amasra, que es donde vamos. Un pueblito de pescadores en el Mar Negro, que elegimos porque parece lindo, y porque queda relativamente cerca de Safranbolu, que también queremos visitar. Y además porque queremos conocer el Mar Negro. 

Ya en Amasra: Todo salió pefecto. En el bus nos llenaron de galletas, saladitos, café, jugo agua caramelos masitas. El recorrido es muy bonito. Primero bordeando el Mar de Mármara, luego unos valles y colinas. Finalmente subimos la montaña, para bajarla hasta Bartin. En el camino (en un parador) una señora nos ofreció alquilarnos su casa. Mucho no nos entendimos, salvo el precio, más que bueno. Otra mujer hizo de traductora, aunque a su lado yo era Shakespeare, pese a mi inglés tarzanesco. El parador era enorme, con todo lo que un viajero pueda necesitar, y mucho más. Compramos dos almohaditas inflables, que antes de partir no pudimos conseguir. En Bartin cambiamos a una combi, incuida en el precio. Que nos llevó a otra terminal. Para subir a otra combi, cuyo boleto nos pagó un turco con el que habíamos cruzado cuatro palabras en inglés. La bajada desde Bartin hasta aquí es espectacular, por un caminito de montaña de brava pendiente. Llegamos, para enterarnos (observando el departamento) que la buena señora nos alquilaba su departamento completo. Menos internet, tenemos de todo. Hasta lavarropas. Eso sí, hay que sacarse los zapatos antes de entrar. Ya hemos dado una vuelta, bonito pueblo, y ahora estamos tomando una cerveza Efes Pilsen en la cocina de nuestra casa. Comimos en el muelle un kupir (o kumpir). Que es una papa enorme asada al horno con su cáscara. La cocinera la parte al medio, revuelve el interior con manteca y agrega lo que uno quiera. En nuestro caso: choclo, queso, salchicha picada, algo como ensalada rusa, remolacha picada, ketchup y mayonesa, todo en buena cantidad. Una delicia. Diez y media, a dormir en la cama de Emine. Y de su marido, suponemos.

Lunes 10 de septiembre de 2012 - En nuestro departamento de Amasra. Mediodía. Caminamos por la playa, metimos las patas en el Mar Negro, que es bien transparente (y algo frío) y paseamos por el pueblito y el castillo (del que sólo quedan los muros). Tomamos cay (otra vez me falta la cedilla para la "c") o sea té, en un bar a la orilla del mar, el Sefa Park Café, en el parque del mismo nombre, excelentes vistas. Hemos visto un rato de tele en el departamento. No entendimos absolutamente nada, es divertido. Las comidas del día fueron doner kebab y por la noche: bonito con salata amasra en el restaurante Lotis, próximo al muelle. La salata amasra es una ensalada con varias verduras, y decorada también con verduras. Bien servidos y bien atendidos. En resumen: un día tranquilo y placentero a la orilla del mar. Mañana nos vamos bien temprano. Nuestro siguiente destino es Safranbolu, con sus muchas casas otomanas, y donde los turistas compramos azafrán, como sugiere el nombre del pueblo.