Seleccione su idioma

 Enna, Sicilia, Italia

Algunos datos

Enna es una ciudad en el centro de la isla de Sicilia Italia. Fue capital de la provincia del mismo nombre. Está emplazada en la cima de un gran promontorio rocoso, dominando los valles aledaños. Está algo apartada de los recorridos turísticos comunes, injustamente. Tiene unos 30.000 habitantes

Info práctica para el viajero.

  • No hay aeropuerto cercano de importancia. Los más adecuadosa serán los de Palermo y Catania. Vea nuestros artículos Palermo y Catania para mayores referencias.
  • Desde los aeropuertos mencionados, se puede llegar a Enna en bus o tren. En el caso del tren, hay que notar que la estación de tren está muy alejada (más de seis km) de Enna. No es posible caminar desde allí hasta la ciudad, pues los caminos carecen de lugares aptos para peatones. Además, el recorrido es en fuerte subida. Dado que hay un solo autobús diario desde la estación hasta la ciudad, lo más probable es que haya que pagar un taxi, a un alto costo. Si es que al llegar hay alguno. Por ello luce más conveniente llegar a la ciudad en autobús.
  • La empresa SAIS llega hasta el centro de la ciudad con varias paradas muy adecuadas, tanto desde Catania como desde Palermo. Ver opciones y horarios en el sitio oficial. Hay una Enna bassa, queda al pie de la ciudad alta, no confundirla al comprar los billetes. Para visitar desde Enna la Villa Romana del Casale, en Piazza Armerina, será útil la misma empresa.
  • La ciudad puede recorrerse a pie sin inconvenientes, aunque hay algunas pendientes y escaleras de magnitud. Los lugares a visitar son el Castelo de lombardía, la torre de Federico II, la roca Cerere en el punto más alto de la ciudad.

Clima, electricidad, moneda e idioma

  • El clima es templado y fresco en Enna. La lluvia cae sobre todo en el invierno, con poca lluvia en el verano. La temperatura media anual es 14.9 °C. En el año, la precipitación es 482 mm.. Datos y gráficos del clima para todo el año
  • La electricidad es de 220 V. Los tomas son de dos patas cilíndricas, de norma europea, el tipo F, llamado Schuko. A veces tienen tres orificios en línea, siendo el del medio "tierra" y que no impedirá usar fichas de dos patas cilíndricas. Ver los tipos de tomacorriente.
  • La moneda es el Euro, código EUR, símbolo € . Conversión actualizada: EUR to USD
  • El idioma es el italiano. Es fácil encontrar personas que hablen otros idiomas.

Tres días y sus noches en Enna

19 de septiembre de 2022, lunes - Enna - Llegamos en tren, procedentes de Palermo. La estación está a unos seis kilómetros en fuerte subida hasta la ciudad. Un oportuno bus nos evitó el ejercicio. La ciudad nos sorprendió, emplazada en un promontorio rocoso que domina todo el valle circundante.  Las casas y edificios parecen prontos a rodar pendiente abajo. Las calles y callecitas nunca se hacen amigas de la horizontal, por no hablar de los cientos de escaleras públicas de escalones gigantes en piedra. A mi forma de ver una ciudad injustamente olvidada por el turismo. Esta vez el departamento es, por un lado, un sótano, y por el otro vemos los techos de las casas vecinas. Es lindo aunque pequeño. Lo mejor es que cuenta con uno de esos lavarropas lleno de botones e indicadores, donde hemos sumergido toda nuestra ropa, muy necesitada de higiene. Desde ya: para llegar al "Monolocale casco historico" hace falta transpirar una de esas escaleras que mencioné. Inspeccionamos brevemente el casco histórico y adquirimos algunas provisiones.

20 de septiembre de 2022, martes - Piazza Armerina y Enna por la tarde - Como dije recién, nos fuimos a Piazza Armerina, que tiene su propio artículo.


21 de septiembre de 2022, miércoles - Enna - Hoy dedicamos el día a explorar la ciudad. En suave subida, la vía Roma nos condujo hasta el Castelo de Lombardía en el extremo oeste de la ciudad y del promontorio. No es muy interesante, la entrada cuesta € 3,00 o 4,00 si se incluye la visita a la torre de Federico II, en el otro extremo de la ciudad. El castelo tiene su propia torre, desde donde se vé hacia Caltaniseta, ciudad también arriba de un promontorio. Qué mania ésa. Y los valles y pueblos de los alrededores. Bonita vista. Un poco más allá del Castelo hay una última estribación del promontorio. Allá fuimos. Trepamos. Se llama Roca Cerere. Hubo un templo donde se honraba a la diosa Ceres. Vimos hacia el este, con el Etna en el horizonte, velado por la bruma y pequeñito. Otra vez en la vía Roma, en sentido inverso, la recorrimos completa, hasta la torre de Federico II, en otro extremo rocoso de la ciudad.  Este Federico era Federico Hohenstaufen, un noble suavo que gobernó por aquí. Era muy culto, lector y poeta, para ser la excepción a los nobles de su época, que eran unos brutos ignorantes. Eso sí, nobles. La torre en cuestión fue y no fue edificada por él, que no hacía torres octogonales pero sí hacia, pero cuadrangulares, pero que fue Federico III, pero ni uno ni otro. Discusiones graciosas de los expertos, que no parecen muy expertos. Los 95 escalones nos condujeron a unas impresionantes vistas de la ciudad, y otra vez el Etna en el horizonte, velado por la bruma y pequeñito, como era de esperar luego de haber trepado la Roca Cérere. Volvimos hasta nuestro inquilinato, el Monolocale, trajinando una vez más parte de la via Roma, que por suerte pasa próxima a nuestro alojamiento. A quienes lo hayan olvidado, les recuerdo que aquí no hay calle alguna amiga de la horizontal. Abstenerse entonces de despreciar nuestras idas y venidas. Hablando de venidas, vino la dueña o administradora del ya mencionado Monolocale y nos extrajo 120 hermosos euros por una diaria de € 40, muy razonable. Mañana mediante bus (empresa SAIS a Gela) y tren desde Gela nos instalaremos por cinco días en Noto.