Seleccione su idioma

Monreale, Sicilia, Italia

Monreale es un pueblo en las faldas de las colinas que rodean Palermo, en Sicilia, Italia. Está a unos 9 km de dicha ciudad, aunque el municipo es grande, y comienza a sólo 2 km. al sur de Palermo. Los turistas llegan allí a causa de su catedral, famosa por sus mosaicos y cerámicas. A decir verdad, el viajero que visita Palermo y omite la catedral de Monreale pierde una parte importantísima del paseo.

Datos prácticos para el viajero

  • No hay aeropuerto alguno en Monreale. El aeropuerto más cercano es el de Palermo, a unos 30 km. Para más datos vea nuestro artículo acerca de Palermo.
  • Desde la ciudad de Palermo, el medio más económico para llegar es el autobús urbano 389. La parada inicial se encuentra frente a la Piazza Independenzza, a la que es posible llegar remontando la Via Vittorio Emanuele, apenas se cruza la Porta Nova. De paso en el camino se visitan algunos atractivos turísticos como Cuatro Canti, catedral, Fontana Pretoria y la ya mencionada Porta Nova.
  • A poco de pasar la Porta Nova, doblando a la derecha sin cruzar calle alguna, se llega a una billetería, donde se compran los billetes necesarios. Éstos son los del transporte urbano, por lo que cuestan € 1,40. Se pueden comprar los de ida y vuelta y en realidad, cuantos uno necesite para desplazarse por la ciudad.
  • Un poco más allá de la billetera está la parada, señalada con cartel. El bus parará (más o menos) allí.
  • Al subir es obligatorio validar el billete en alguna de las máquinas al efecto dentro del autobus. A partir de la validación el billete sirve para todos los medios públicos por 90 minutos. La realidad es que muchos no lo validan. Ni siquiera los compran. En caso de ser descubiertos, la multa es alta, de sesenta veces el valor del billete.
  • El viaje dura unos 30 minutos, la distancia es de 9 km.
  • La última parada, llamada Boca del Drago, es la que interesa. Se continúa en la misma dirección y así se llega al lateral de la catedral.
  • Para el regreso, el autobús se toma en la misma parada donde nos bajamos a la ida.
  • La visita a la nave central es gratuita. Si se desea visitar la sacristía con sus increíbles pisos y cerámicas, hay que pagar en la entrada € 13,00. Para visitar otras partes hay que poner algunos euros más, según cada caso. El billete llamado "Intiero", aquel de € 13,00 no es muy entero que digamos.

Clima, electricidad, moneda e idioma

  • El clima en Monreale es cálido y templado. Los meses de invierno son mucho más lluviosos que los meses de verano. La temperatura media anual es 17.0 °C en Monreale. En el año hay alrededor de 647 mm de precipitaciones. Más datos y gráficos del clima aquí.
  • La electricidad es de 220 V. Los tomas son de dos patas cilíndricas, de norma europea, el tipo F, llamado Schuko. A veces tienen tres orificios en línea, siendo el del medio "tierra" y que no impedirá usar fichas de dos patas cilíndricas. Ver los tipos de tomacorriente.
  • La moneda es el Euro, código EUR y símbolo € . Conversión actualizada: EUR to USD
  • El idioma es el italiano. Es fácil encontrar personas que hablen otros idiomas.
Galería

Unas horas en Monreale

Caminamos, caminamos y caminamos siguiendo al GPS. Ya fusilados llegamos a Piazza Independenzza, y media hora después hizo su arribo el bus 398, que te lleva a Monreale por la modesta suma de € 1,40. Casi todos turistas en el bus, Gloria y yo alcanzamos a tomar asiento, aunque separados. Siempre en subida, en media hora nos bajamos en Boca del Drago, nombre de la última parada del bus, debido a una fuente incrustada en una muralla. Ni una gota de agua, el abandono de la fuente es total. De allí, en unos 500 metros en subida, arribamos a la plaza lateral de la catedral.

Pese a nuestra poca disposición para visitar iglesias,  y debido a que todos los viajeros y guías dicen ser de visita imprescindible, nos dejamos estafar una vez más por la curia y abonamos los € 13,00 de la entrada. Que en realidad sólo sirve para visitar la sacristía, ya que la nave central es gratis. Para otras partes hay que abonar unos euritos más. Nos pareció demasiado. Lo cierto es que los mosaicos y cerámicas más espectaculares están en la sacristía. Increíbles obras de arte hechas con arcilla y esmaltes. Las insistencias de blogs y sitios turísticos en visitar Monreale son válidas, El pueblo tiene también su atractivo, se lo puede recorrer fácilmente.

A la salida vagamos por el pueblo, tomamos helados, tomamos cerveza, conversamos algo con los locales y finalmente volvimos a Palermo, donde turisteamos otro poco, aunque por razones de orden, eso se cuenta en el artículo de Palermo.